Aceves demuestra ser una roca en el bullpen de los Medias Rojas

Relevista de Boston entra en la 11va, lanza cuatro entradas enormes

Escrito por Evan Drellich y Jason Mastrodonato / MLB.com
04/06/11 9:15 PM TE
Traducido por Carlos George Villalobos / casillero.mlblogs.com
05/06/11 9:01 AM TE

 BOSTON – Perdido entre el movimiento de un juego de 5 horas y 17 minutos que incluyó dos expulsiones, 32 imparables, 28 ponches y un sencillo productor de la carrera del triunfo conectado por un tipo que se había ponchado en sus cuatro turnos anteriores, Alfredo Aceves dio al bullpen los Medias Rojas justo lo que necesitaba.

Aceves ingresó a un partido empatado en la 11va entrada ante los Atléticos el sábado y permitió una carrera que dio ventaja al rival, pero se recuperó para lanzar cuatro entradas y llevarse el triunfo en su primera salida como relevista desde el 16 de mayo.

Mientras los Atléticos pasaron por cuatro relevistas en ese periodo, el bullpen de Boston pudo relajarse con una ventaja importante.

“Sin duda”, dijo el receptor Jarrod Saltalamacchia luego de la victoria 9-8 de los Medias Rojas en 14 entradas.  “Sabemos qué tipo de lanzador es él.  Es un gran lanzador.  Así que teníamos la ventaja allí.  Y él puede durar seis, siete entradas si lo requerimos de él”.

Aceves firmó este año entre temporadas a un contrato de un año por 650,000 dólares si llegaba a la escuadra de Ligas Mayores, y ha sido el “todólogo”, según el abridor Josh Beckett, al realizar tres aperturas y 12 salidas como relevista.

“Es bueno que duren los lanzadores”, dijo Beckett.  “Y él estaba acertando lanzamientos cuando tenía que hacerlo, y creo que eso fue la clave de todo este partido”.

Los dedos de Aceves comenzaron a sangrar después de lanzar su primera curva, pero se los estuvo limpiando mientras realizó sus 71 lanzamientos, limitando a los Atléticos a tres imparables.

Luego de permitirles ocho carreras limpias a los Medias Blancas el martes, y con el esperado regreso de John Lackey de la lista de lesionados por 15 días este domingo, Aceves fue informado que sería utilizado como relevista.  Pero eso no cambió mucho para el derecho mexicano de 29 años.

“Cuando estuvo en la rotación de abridores, en sus días de descanso, se ponía sus tachones y estaba allí como si fuera a ingresar al partido en algún momento”, dijo Saltalamacchia.  “Es como, ‘Oye, tu acabas de lanzar ayer, estas bien.  Hiciste 90 lanzamientos.  No vas a entrar’.  Pero él con sus tachones puestos listo para darle”.

Aceves dijo que descansará el domingo y usará el lunes sin juego como periodo de recuperación, pero el espera estar disponible para la serie de tres juegos contra los Yanquis a partir del martes.

“La última vez que lancé, [los Medias Blancas] me llegaron”, dijo Aceves.  “Traté de hacer demasiado.  Hoy dejé eso en el pasado.  Me mantuve positivo".

“Hizo un trabajo muy bueno”, dijo el manager Terry Francona.  “Tuvimos la fortuna de que el durara un buen rato.  Descansó un día de menos, pero nos aguantó de esa manera y acabó salvándonos el juego”.

Evan Drellich es reportero para MLB.com.  Síguelo en Twitter @EvanDrellich. Jason Mastrodonato es reportero asociado para MLB.com.  Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.
 
Esta es una traducción del artículo “Aceves proves to be rock in Red Sox’s ‘pen”, escrito por Evan Drellich y Jason Mastrodonato y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20110604&content_id=20015288&notebook_id=20031574&vkey=notebook_bos&c_id=bos

Una disculpa

Muchas gracias por visitar mi blog.

Les ofrezco una disculpa, pues esta temporada dejé de traducir artículos de los Medias Rojas de Boston, como lo venía haciendo regularmente.  Esta ausencia se debió a que un proyecto personal me exigió más tiempo del que me había venido exigiendo anteriormente, y ya no me quedó tiempo para seguir con la actividad que tanto disfruto, que es traducir artículos de los Medias Rojas. 

Afortunadamente, dicho proyecto personal concluirá justo al comenzar la próxima temporada, por lo cual planeo volver a esta actividad entonces.  Me encantaría seguir recibiendo sus visitas y comentarios cuando eso suceda.

Mientras tanto, no nos queda más que apoyar a los peloteros latinos y a cualquier equipo que juegue contra los Yanquis.

 

Los dejo con unas imágenes de los Medias Rojas esta temporada.

 

beltre and ortiz.jpg

 

crouchingtigerhiddenyouk.jpg

 

pedey and papi.jpg

 

Darnell McDonald walk-off hit 20100420.jpg

 

Big Papi.jpg

 

Jon Lester 01.jpg

 

Saludos,

 

Carlos George Villalobos

El Casillero de los Medias Rojas

Avalancha de lesiones no ha detenido a Boston

Los Medias Rojas están golpeados y dolidos, pero para nada quebrados

 

14/07/10 12:00 PM TE

15/07/10 7:11 PM TE

BOSTON – Llegaron al descanso del Juego de Estrellas en una sola pieza – más o menos.  En una de las más extrañas mitades de temporada en la reciente memoria de los Medias Rojas, pareció que casi todo jugador importante en el equipo sufrió una lesión en algún momento.

Sin embargo aquí están estos Medias Rojas, todavía de lleno en la lucha por la postemporada.

Suficientes entraron al cuarto de rehabilitación y a las salas de examinación del Hospital General de Massachussets para apuntar a que el equipo pudo haberse desinflado en algún momento.

Jacoby Ellsbury, el primero en el orden que robó 70 bases el año pasado, participó en solo nueve juegos antes del descanso del Juego de Estrellas por fracturas en sus costillas izquierdas.  El as Josh Beckett, fuera por casi dos meses con lesión de espalda y costado, solo ganó un juego en la primera mitad.

Para finales de junio, el segunda base elegido al Juego de Estrellas, Dustin Pedroia fue enviado a la lista de lesionados con una fractura en un hueso de su pie izquierdo, y los dos receptores del equipo (Víctor Martínez y Jason Varitek) estuvieron en la lista de lesionados con fracturas a causa de rozones de foul.  Incluso los jugadores que estaban para proveer más opciones – como Mike Lowell y Jeremy Hermida – actualmente están en la lista de lesionados.

En el proceso de pasar por tanto y aun así destacar a pesar de todo, los Medias Rojas han reforzado una lección para todo equipo de cualquier deporte.  El primera base Kevin Youkilis, uno de los pocos astros de Boston que evadió un prolongado padecimiento médico, explica lo que pasó.

“Lo principal que demuestra es que no importa como individuo lo que hayas hecho”, dijo Youkilis.  “Es un juego de equipo.  No hay un individuo que eleve al equipo.  Ningún individuo va a hacer de la temporada un éxito o un fracaso.  Requiere a todo un equipo.  No se trata de un individuo.  Hay jugadores que van a entrar y ayudar, pero son los nueve que finalmente son titulares y los jugadores suplentes y los jugadores en el bullpen.  Son los 25 uniéndose a lo largo de todo un año.  Esos 25 acaban siendo 40 a veces”.

Jugadores que ni siquiera aparecían en el radar cuando comenzó la temporada – como Darnell McDonal, Daniel Nava y Félix Doubront – llegaron y produjeron cuando fueron llamados.

Incluso podría llegar el momento en que los Medias Rojas terminen de sanar.

Ganadores de premios de la primera mitad

JMV de la primera mitad: Kevin Youkilis

El primera base ha sido una fortaleza en medio de la alineación y un tapón a la defensiva.

Cy Young de la primera mitad: Jon Lester

Podría no haber en todo el béisbol mejor zurdo de poder que Lester, quien parece mejorar cada año.

Mejor novato: Daniel Nava

¿Quién hubiera pensado que este prospecto, que fue contratado procedente de una liga independiente hace tres años, le daría a los Medias Rojas un impulse en el momento más requerido?

Mejor relevista: Daniel Bard

El derecho lanzafuegos ha agregado un confiable cambio de velocidad, dejando a los bateadores completamente tambaleados.

 

“Tenemos un equipo realmente bueno”, dijo Pedroia.  “Tenemos uno de los mejores equipos del béisbol.  Si podemos jugar suficientemente bien y ponernos sanos, tenemos la posibilidad de ganar un campeonato.  Esperamos que eso suceda”.

No solo se han sobrepuesto los Sox a una avalancha de lesiones, además han descubierto su personalidad en el proceso.

Cuando los Medias Rojas tenían marca de 11-14 en abril, e incluso durante las primeras semanas de mayo, cuando aún estaban buscando el rumbo, su personalidad permanecía perdida.  David Ortiz estaba batallando y se molestó por que el manager Terry Francona metió un emergente por él dos veces.  Una vez que Ortiz encontró su ritmo, eso puso a Lowell a preguntarse por qué seguía en el equipo, pues no había un puesto para él.  Tim Wakefield temporalmente fue cambiado al bullpen cuando Daisuke Matsuzaka fue activado, y eso no le sentó bien al veterano lanzador de bola de nudillos.

Mientras tanto, Marco Scutaro, Mike Cameron, John Lackey y Adrian Beltré trataban de encontrar su lugar en el mercado de Boston cargado de presión.

Eventualmente, todo pareció resolverse tan poderosamente que ni siquiera la extraña avalancha de lesiones parecía molestar a los Sox.

“De hecho, cuando parecemos estar yendo en buena dirección, como ahora, es cuando probablemente manejo mejor las cosas”, dijo Francona.  “Como en abril, yo no estaba muy cómodo con cómo nos estaba yendo.  Parecía que teníamos muchas cosas que no iban en la dirección correcta.  Así que era difícil para mí.  Batallé para manejar eso.  Ahora, me esta gustando lo que estamos haciendo.  Hay jugadores que hacen cualquier cosa que les pida, cuando lo pida, y hacienda el mejor esfuerzo que tienen.  Ha sido – divertido no es la palabra; hemos estado un poco golpeados – pero he disfrutado ese reto”.

A través de retos han venido grandes momentos de satisfacción.  Clay Buchholz ha llegado a ser uno de los mejores abridores del deporte.  Beltré ha jugado su mejor béisbol de los últimos años.  Jon Lester limitó su característico arranque difícil de temporada a tres aperturas este año, comparado con dos meses hace un año.  El zurdo ha estado dominante.  Youkilis ha sido como una roca.  Ortiz ha vuelto a ser el tipo de fuerza que los managers rivales no quieren enfrentar cuando el juego está por definirse.

En el vestidor de Boston, hay una gran expectativa por la segunda mitad.  En cuanto a esos problemas iniciales, nunca hubo razón para preocuparse, ¿verdad?

“Lo he hecho antes”, dijo Ortiz.  “Como siempre les digo, esta es una temporada larga y cualquier cosa puede pasar.  Todo puede pasar.  Tenemos jugadores en este vestidor que pueden jugar este juego y están aquí por algo.  Juegas 162 partidos y apenas cruzamos la mitad del camino.  Lo que haya pasado en esos primeros ochenta y tantos juegos no significa nada.  Todo lo que sé es que todavía quedan algunos por jugar, así que vamos por eso”.

Beckett regresará más o menos una semana después del descanso.  Martínez pronto después de él.  Pedroia espera regresar a principios de agosto.  Y luego los Medias Rojas realmente podrán demostrar qué tipo de equipo tienen.

“Es sorprendente lo que hemos logrado luchando contra la adversidad”, dijo Youkilis.  “Estar donde estamos ahora es de por sí destacado.  Hay gente que nos descartó hace mucho.  Hemos luchado por regresar.  Incluso con lesiones, seguimos ganando y haciendo cosas buenas.  Si podemos seguir ganando series de ahora en adelante en la segunda mitad, eso nos pondrá en una buena posibilidad de llegar a los playoffs, y trataremos de hacer algunas cosas buenas.  Esperamos que para entonces, tendremos a todos nuestros jugadores sanos y listos para darle”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Barrage of injuries not keeping Boston down”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20100712&content_id=12224480&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

 

Declaracion de los Medias Rojas sobre el fallecimiento de George M. Steinbrenner III

Publicado en redsox.com

13/07/2010 3:29 PM TE

Traducido por Carlos Villalobos para casillero.mlblogs.com

13/07/10 4:59 PM TE

 

BOSTON, MASSACHUSETTS – Los Medias Rojas de Boston profundamente lamentan el fallecimiento de George M. Steinbrenner III esta mañana a sus 80 años.  El Dueño Mayoritario John W. Henry extendió sinceras condolencias de parte de la organización a Joan Steinbrenner, esposa de George durante 54 años, a sus hijos, a sus nietos, y a toda la familia Steinbrenner, y a la organización de los Yanquis de Nueva York.

“Tuve la buena fortuna de tener a George Steinbrenner como un socio y un amigo”, dijo Henry, quien anteriormente fue dueño minoritario de los Yanquis de Nueva York.  “Tuve el privilegio de observar a George mientras construyó un sistema que aseguró que sus adorados Yanquis tendrían una base fuerte para el éxito sostenido.  Y luego competimos ferozmente en la Liga Americana.

“George Steinbrenner cambió por siempre el béisbol y espero que algún día lo veamos honrado en el Salón de la Fama del béisbol como una de las grandes figuras en la historia de los deportes”, dijo Henry.

“George Steinbrenner fue un contrincante formidable y la rivalidad más grande del béisbol no será igual sin él”, dijo Tom Werner, el Director del Consejo.  “Como el dueño más longevo, dejó una marca ineludible en el juego.  Trabajé con George en mi posición como el dueño de dos franquicias de Ligas Mayores y vi de primera mano su apasionado estilo de liderazgo, su obsesión por ganar, y su amor por el juego.  Más que nada, conocí a George como un competidor y hoy la Nación de los Medias Rojas perdió a una persona que verdaderamente disfrutaba la idea de enfrentar a los Medias Rojas y de hacer todo lo que pudiera para asegurar que sus adorados Yanquis salieran airosos”.

“George Steinbrenner fue una de las personas más importantes en la historia del juego, y su impacto tocó todos los aspectos del negocio del béisbol”, dijo Larry Lucchino, Presidente y Director General.  “La visión que tuvo de los Yanquis le dio la vuelta a una franquicia que alguna vez estuvo batallando y se manifestó con siete Campeonatos de Serie Mundial y 11 banderines de Liga Americana.  Mi respeto por George trascendió el campo de béisbol por su sincero y longevo compromiso con la caridad, y con gente necesitada.  Tenía un corazón gigante, frecuentemente bien escondido de la vista pública.  Parte de su legado aquí en Boston será la profunda bondad que mostró a numerosas causas filantrópicas locales, especialmente como contribuidor constante y generoso cada año al Jimmy Fund del Instituto de Cancer Dana Farber”.

Esta es una traducción del comunicado “Red Sox statement on the passing of George M. Steinbrenner III”, publicado por los Boston Red Sox en http://boston.redsox.mlb.com/news/press_releases/press_release.jsp?ymd=20100713&content_id=12232644&vkey=pr_bos&fext=.jsp&c_id=bos

Nadie duda de la defensiva y etica de trabajo de Beltre

El dos veces ganador del Guante de Oro practica con ‘millones de rodados’

 

23/03/10 8:48 PM TE

26/03/10 1:40 PM TE

FORT MYERS, Florida – La tercera base no suele ser una esquina tan caliente durante los ejercicios que se llevan a cabo en los campos traseros o delanteros de los Entrenamientos Primaverales.  Claro, hay que fildear rodados y atrapar líneas, pero ¿qué tan difíciles pueden ser esas jugadas cuando provienen del bate débil de un entrenador en lugar del swing de máximo esfuerzo de alguien como Vladimir Guerrero?

Lo curioso de Adrián Beltré es que él hace lo posible para que sea así de difícil.

Cuando los Medias Rojas estuvieron haciendo su práctica de bateo antes del juego del martes contra los Mellizos, Beltré se paró sobre el pasto como si un veloz artista del toque de pelota estuviera en el plato y tomó un rodado o una línea tras otra del asistente de entrenadores Rob Leary.

No había tiempo entre cada batazo.  Beltré no perdió el tiempo realizando un flojo lanzamiento a primera.  En lugar de eso, descartó cada pelota cual si hubiera matado una mosca y luego se preparó para la siguiente.  Por un rato, ele toletero de los Sox, David Ortiz también se involucró en el acto, recibiendo pelotas que le elevaba Leary y bateándolas en dirección de Beltré.  Una sonrisa juguetona llegaba a la cara de Ortiz, pero eso no pudo romper la concentración de Beltré.

Dos veces ha ganado un Guante de Oro, y existe una razón detrás de sus manos rápidas, el gran rango de cobertura y su excelente tiempo de reacción.  Para encontrar esa razón, tienes que ver la manera que enfrenta esos ejercicios durante toda la primavera.

“Recibe millones de rodados”, dijo el segunda base de los Medias Rojas, Dustin Pedroia.  “Nunca he visto a alguien tomar tantos.  Y los toma en el pasto y pide que se los bateen tan fuerte.  Está tratando de trabajar en su reacción y ser tan rápido como pueda, y es uno de los terceras bases más rápidos que he visto”.

De hecho, Beltré dice que ha tomado menos rodados esta primavera que en años pasados en parte por un tobillo delicado que lo detuvo un poco a principios del campamento.

“Si, ya sé.  Eso es lo que me dijo”, dijo Pedroia.  “Le dije, ‘Estás loco, amigo’”.

O eso, o es extremadamente dedicado.

“Todo el mundo es diferente”, dijo Beltré.  “Requiere tanto así para que yo prepare mi cuerpo para la temporada.  Algunos jugadores son naturalmente buenos para eso.  Yo tengo que trabajarlo.  No soy un [talento] natural.  Siempre he tenido el potencial para ser un buen tercera base a la defensiva, pero he trabajado duro en eso por que no es fácil.  Para algunos jugadores es fácil.  No es tan fácil para mí.  No tengo esa suavidad de manos que muchos jugadores tienen en grandes ligas, así que realmente tengo qué trabajarlo”.

Beltré comenzó la exhaustiva rutina, según estima, como a los cinco años de comenzar su carrera.  Cometió 29 errores, su mayor cifra, en 1999, a la edad de 20, pero no ha llegado a la veintena desde que cometió 20 errores en el 2000.

“Siempre traté de trabajar en las Ligas Menores”, dijo Beltré.  “Pero comencé a incrementarlo entre más entraba a la liga.  Sólo seguí aumentando y aumentando y empecé a hacer más en el 2002, 2003, 2004, 2005, y seguí aumentándole.  Más o menos se convirtió en una rutina que me gusta hacer parra que pueda mejorar”.

El coach de tercera base de los Medias Rojas, Tim Bogar tiene una perspectiva única con Beltré, pues fue su compañero de equipo por un breve periodo en el 2001 y ahora funge como su instructor de cuadro.

“Nunca habrá alguien que trabaja más que él”, dijo Bogar.  “Está preparado para todo lo que puede suceder.  Es lindo ver eso, especialmente en los Entrenamientos Primaverales, cuando tienes un montón de jugadores más jóvenes viendo.  Ves un jugador que lleva tiempo jugando y que hace el trabajo que él hace, es una buena influencia sobre los chicos.  Por eso lo grandes son grandes – siguen trabajando.  Saben que tarde o temprano, los problemas los alcanzan y él no va a permitir que eso suceda”.

Ni siquiera la recompensa de esos dos Guantes de oro – obtenidos en el 2007 y 2008 – pudieron convencer a Beltré que desacelerara aunque fuera un poco.

“Eso más o menos te empuja ha hacerlo más”, dijo Beltré.  “Te han recompensado por hacerlo, así que ¿por qué no trabajar y tratar de mejorar en eso?”

Los seguidores no tienen que tratar de entrar al Fenway a temprana hora esta temporada para ver a Beltré realizar sus singulares ejercicios de reacción en la tercera.  Es cosa de primavera, dice.

“No me gusta hacerlo en la temporada por que te puede agotar”, dijo Beltré.  “Los Entrenamientos Primaverales son para trabajar y poner tu cuerpo listo – físicamente listo.  En la temporada, normalmente tomas rodados para prepararte para el juego.  Creo que requeriría mucho hacer eso todos los días durante la temporada”.

Como jovencito creciendo en la República Dominicana, Beltré se inició como segunda base, aconsejado por su padre.

“Jugué en segunda por que mi papá siempre me dijo que yo iba a ser chaparro”, dijo Beltré.  “Me dijo que yo iba a ser chaparro por que él era un poco chaparro.  Comencé jugando en segunda en Ligas Pequeñas”.

Y luego, un compañero en Ligas Pequeñas le dijo a Beltré que debería jugar en tercera.

“Tuve un jugador en mi equipo que estaba jugando en el campo corto y quería jugar en segunda, así que me dijo que tal vez me vería mejor jugando en tercera”, dijo Beltré.  “Me dijo que debería estar jugando en tercera por que parezco un tercera base.  Le hice caso y no me di cuenta que sólo me decía eso por que él quería jugar en segunda.  Luego me fui a tercera y desde entonces allí he estado”.

¿Cuáles son las jugadas favoritas que realiza Beltré?

“Creo que toda jugada es una jugada buena para mí, pero las dos jugadas que realmente me encantan son el rodado lento – el toque – o un elevado profundo de foul por el jardín izquierdo.  Me encantan esas dos jugadas”, dijo Beltré.

Aunque el guante de Beltré está garantizado para causar un gran impacto, su bate tiene un historial menos consistente.  Ha habido altibajos para Beltré en el plato.  Nunca ha sido mejor que en el 2004, cuando bateó de .334 con 48 jonrones y 121 carreras impulsadas.  Lo más bajo fue el año pasado, la última de sus cuatro temporadas con los Marineros.  Beltré bateó de .265 con ocho jonrones y 44 CI, en temporada limitada a 111 juegos por lesión.

Beltré aún está buscando el camino esta primavera, pero confía estar listo para el Día Inaugural.

“Estoy trabajando en eso”, dijo Beltré.  “Realmente no me he sentido cómodo con eso.  Tienes que encontrar tu parado.  Estoy trabajando en eso y me siento bien pero no estoy listo aún.  El último par de días me he sentido mejor.  Espero que el último par de semanas encuentre esa sensación y la lleve a la temporada”.

De cualquier manera, los Medias Rojas están bastante emocionados por su nuevo tercera base.

“Te dijo una cosa, él realmente quiere jugar”, dijo el manager Terry Francona.  “Quiere jugar todos los días.  Casi tuvimos qué sentarnos encima de él cuando pisó esa pelota [y se lastimó el tobillo].  Estuvo brincando la cuerda y tomando rodados.  Es un muchacho fuerte.  Ha sido bendecido con grandiosos instintos en tercera, pero toma más rodados que cualquier otro que he visto”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “No questioning Beltre’s work ethic, defense”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20100323&content_id=8887844&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

Wakefield busca lugar entre los cinco abridores

Lanzador de bola de nudillos tiene expectativas altas para su 16ta temporada con los Sox

 

20/02/10 6:00 PM TE

24/02/10 1:45 PM TE

FORT MYERS, Florida – La última vez que lo vimos en el 2009, Tim Wakefield cojeaba durante sus aperturas, tan solo por que siempre ha hecho lo que sea necesario para ayudar a su equipo.  Ahora, tiene 43 años, pero se siente rejuvenecido.

De regreso para su 16ta temporada con los Medias Rojas – si, decimosexta – Wakefield no tiene planes de pasar gran parte de sus Entrenamientos Primaverales en la sala de terapia de recuperación.  Tampoco se ve comenzando la temporada en la lista de lesionados.

A casi cuatro meses de una operación de espalda, el único enfoque de Wakefield es abrir la temporada como uno de los cinco abridores del manager Terry Francona.  Esto a pesar de que los Sox tienen seis abridores altamente capaces, una mezcla que también incluye a Josh Beckett, Jon Lester, John Lackey, Daisuke Matsuzaka y Clay Buchholz.

“¿Alguna vez llega a suceder eso, que tenemos seis abridores sanos cuando llega la temporada regular?  Dejaremos que se den las cosas [en los Entrenamientos Primaverales] y luego veremos el 1 de abril”, dijo Wakefield.

Lo único que Wakefield puede hacer es alistarse para lanzar.

“Planeo ser uno de los cinco abridores”, dijo Wakefield.  “Siempre y cuando esté sano durante los Entrenamientos Primaverales y no haya traspiés durante la temporada, creo que seré uno de los cinco”.

Durante una reunión con el gerente general Theo Epstein, Francona y el coach de pitcheo John Farrell el viernes, Wakefield no percibió que sus jefes trataran de alejarlo de esa idea.

“Fue positive por ambas partes”, dijo Wakefield.  “Creo que Theo y Tito y John todos sienten que somos un mejor equipo conmigo en la rotación.  Devoro entradas.  Hago lo que sea necesario para ayudarnos a ganar, y pienso que estuvimos de acuerdo en ese aspecto.  Obviamente, ellos quieren asegurarse de que yo esté sano.  Si requiero algo de tiempo extra, puedo tomármelo.  Nos quedan seis semanas aquí.  Estaré listo para darle para cuando abra la temporada”.

Así que allí estaba Wakefield en el primer entrenamiento el sábado, realizando su sesión de bullpen lado a lado con Beckett, Lester y Lackey.  Una temporada más, administrará la flotante bola de nudillos, causando la vergüenza de muchos bateadores que tratarán de encontrársela.

“Fue un invierno difícil para mí, yendo a terapias cinco días a la semana, pero mi terapeuta en Florida hizo un muy buen trabajo para que yo vuelva a la normalidad”, dijo Wakefield.  “Estando en el campo hoy por primera vez, todo se siente bien.  Pude cubrir primera y correr alrededor de las lomas del bullpen y lanzar desde ellas.  Todo se siente muy bien.  Sin problemas.  Espero continuar los Entrenamientos Primaverales en el mismo camino”.

La temporada pasada comenzó como un sueño para Wakefield, cuando registró 11 triunfos en la primera mitad y fue invitado a su primer Juego de Estrellas.  Pero en cuanto se bajó del avión en Toronto para comenzar la segunda mitad, su espalda le falló.  Poco después, había perdido casi toda su fuerza en su pantorrilla izquierda, haciendo casi imposible que caminara sin cojear.  Wakefield realizó tan solo cuatro aperturas más el resto del año, de las cuales las últimas tres fueron dolorosas para él realizar, y tal vez más sufridas para sus amigos, familia y aficionados de ver.

“Sin arrepentimientos”, dijo Wakefield.  “Hice lo que tenía qué hacer para regresar al campo y tratar de ayudarnos a ganar.  No fue bonito.  Lancé bien a secas.  No lance muy bien, pero considerando después de la operación lo que el doctor me dijo, considerando lo que estaba sucediendo en mi espalda, [estoy] realmente sorprendido que estaba allá afuera tratando de lanzar.  Pero aquellos de ustedes que han estado cerca de mí suficiente tiempo saben que yo haré lo que pueda para salir y ayudarnos a ganar.  No tengo arrepentimientos”.

Wakefield claramente se excluye de quienes piensan que ahora es un abridor de medio tiempo.  Después de todo, ha realizado 30 aperturas o más en cinco de los últimos siete años – el año pasado y el 2006 fueron las únicas excepciones.

“Mi trabajo aquí como abridor es mantenerme toda la temporada y realizar 30 aperturas”, dijo Wakefield.  “Esa es mi meta al llegar a los Entrenamientos Primaverales cada año – mantenerme sano cada año, realizar mis 30 aperturas y ver qué pasa al final.  Mi meta cada año es darles 200 entradas y cumplir con todas mis aperturas”.

Los Medias Rojas esperan que Wakefield pueda lograr sus metas, y ciertamente no quieren que disminuya sus expectativas.

“Hemos tratado de explicarle – no solo es Wake, sino cualquier lanzador – si necesitas un día [libre] en algún punto, dinos”, dijo Francona.  “Hemos agregado algunos días extra conforme avanzamos.  Realmente queremos estar construidos para la carrera larga.  De nuevo, todos apuntan al Día Inaugural y entiendo eso.  Pero eso no es lo único que hay.  Queremos jugadores que estén fuertes, para que puedan ser productivos a lo largo de una temporada muy larga”.

Nadie quiere eso más que Wakefield, quien está luchando por metas de equipo e individuales.  Primero, Wakefield quiere ganar su tercer campeonato de Serie Mundial con los Medias Rojas.  Wakefield está a 11 triunfos de llegar a 200 en su carrera.  Además, están los 18 triunfos que le faltan para alcanzar 193 con Boston y pasar a Cy Young y a Roger Clemens como el lanzador con más triunfos en la historia de los Sox.

“Esa es una de mis metas”, dijo Wakefield.  “Esa no es la más importante de mis metas, pero sí es una meta que tengo.  Mi mayor meta es mantenerme sano y tratar de ganar otra Serie Mundial en Boston.  Como se ve ahora, todo se siente bien y estoy ansioso por terminar el resto de la primavera y comenzar la temporada”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Wakefield intent on spot in starting five”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20100220&content_id=8104022&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

Lester se enfoca en ganar, no en etiqueta de as

El zurdo se enfoca en arrancar más fuerte en 2010

 

19/02/10 7:22 PM TE

24/02/10 10:42 AM TE

FORT MYERS, Florida – Tiene 26 años y ya ha logrado lo siguiente: un juego sin hit ni carrera, un triunfo para definir una Serie Mundial y el éxito demostrado de dos temporadas consecutivas de más de 200 entradas y 15 triunfos.

Jon Lester ha hecho mucho en poco tiempo, ¿pero eso lo convierte en el as de los Medias Rojas en el 2010?  Claramente está entre los candidatos, junto con su buen amigo Josh Beckett y su nuevo compañero John Lackey.

Pero esos debates no le roban sueño por las noches a Lester.  Lo que él quiere es tomar la pelota cada quinto día y darle a su equipo la mejor oportunidad posible para ganar otra Serie Mundial.  Adelante si quieres decir que Beckett o Lackey es el as.  Lester no se sentirá ofendido.

“No me importa”, dijo Lester.  “Como dije, se requiere de todos nosotros para ganar.  Yo no puedo salir, ni Josh [Beckett], ni Lackey, ni Clay [Buchholz], ni Dice [Matsuzaka], ni [Wakefield]… no lo podemos hacer solos.  Sin importar quién es el as o quién es el número uno o el numero cinco, todos tenemos que salir y competir y lanzar bien para poder ganar un campeonato.

“Va a requerir de lo seis toda la temporada, y ojala podamos turnarnos y estar todos sanos y meternos a los playoffs y tener buena postemporada.  Ahora, estamos enfocados en mañana y en lanzar [sesiones de bullpen] y en mantenernos sanos”.

La salud es algo que Lester jamás volverá a tomar por sentado.  Él pensaba que era un muchacho de 22 años bastante sano con rigidez de espalda cuando fue al hospital en el 2006, solo para ser informado que tenía un tipo de cáncer descrito como linfoma anaplasia de célula grande.

En otras palabras, Lester no se pregunta si se equivocó cuando firmó un contrato por cinco años y 30 millones de dólares el año pasado, mientras otros jóvenes lanzadores como Félix Hernández (cinco años, 78 mdd) y Tim Lincecum (dos años, 23 mdd) recientemente recibieron contratos más jugosos.

“Absolutamente no”, dijo Lester.  “Estoy contento con lo que hice y no lo cambiaría por nada.  Estoy contento con el acuerdo que firmé.  No tienen antecedentes, así que es difícil sentarme aquí y cuestionar lo que hice.  El día de mañana, podría ir al doctor y algo podría estar mal otra vez, y podría nunca volver a jugar béisbol.  Estoy 100 por ciento contento con lo que hice.  Me alegro por ellos.  Eso ayuda al deporte.  Sigue poniendo la vara más y más alta.  En cuanto a mí, no cambiaría nada”.

Lester no olvida su lucha contra el cáncer.  Hay recuerdos cada seis meses cuando acude a una revisión.  Aprobó la más reciente hace poco más de una semana.  El zurdo espera que ahora los exámenes puedan ser únicamente una vez al año.

En noviembre cumplí tres años [sin cáncer].  Espero que me queden dos más, y luego podré decir que todo está bien y que podemos olvidarnos de eso completamente”, dijo Lester.  “Todo está bien, y como dije, espero que podamos seguir en esa dirección y en dos años, ya no tendremos que hablar de eso”.

Aun con todo lo que Lester ya ha logrado sobre la loma (marca de 42-16 en su carrera), aún está en fase de desarrollo, lo cual es una idea de miedo para algunos equipos y bateadores a quienes ha dominado el último par de temporadas.

“No hay una persona allí que pueda hacer las cosas mejor”, dijo el manager de los Medias Rojas, Terry Francona.  “Todos nos sentimos así.  Strikes en el primer lanzamiento, cambio.  Si crees que no puedes mejorar, probablemente vas a ir en la dirección errónea.  Siempre tiene hambre de hacer las cosas mejor.  Todavía queda más, y eso es bueno para nosotros”.

Lo más obvio que Lester tratará de mejorar de su temporada pasada es tener un mejor inicio de año.  Uno de los lanzadores más dominantes en la Liga Americana del 31 de mayo en delante, Lester tuvo marca de 3-5 y PCL de 6.07 en sus primeras 10 aperturas.

“Creo que lo más importante para mí es, como dije, [pensar en] el final del juego antes de que el juego comenzara”, dijo Lester.  “Estaba tratando de ganar el juego en la primera entrada, en lugar de solo salir y lanzar y dejar que las cosas cayeran como tuvieran que caer, y al final del juego ojala ver que hayamos ganado.  Creo que eso es lo más importante que aprendí del año pasado, en cuanto a batallar al principio”.

Mucho de lo que Lester ha aprendido durante su tiempo en Boston ha venido de seguir a Beckett.  No hay lanzador en los Medias Rojas que trabaje más duro.

Así que aunque Lester podría finalmente obtener esa etiqueta de “as” si Beckett se va como agente libre al terminar el 2010, esa idea no tiene nada de llamativo para él.

Lester espera que el derecho de gran tamaño permanezca por mucho tiempo.

“Digo, creo que definitivamente nos ayudaría en esta organización, no solo en el campo de juego, sino fuera, por cuantos años que sea que lo firmen”, dijo Lester.  “Él ha ayudado, y solo puedo hablar por mí mismo, pero me ha ayudado mucho, en cuanto a preparación y simplemente siento un profesional.  Y no necesariamente por que se sienta y te dice, ‘Esto es lo que tienes que hacer’.  Simplemente lo hace.  Creo que sería una enorme pérdida para esta organización si él no regresara”.

Los Medias Rojas han agregado otro corpulento derecho del cual Lester podrá aprender, que es Lackey.

“Me da gusto que esté aquí”, dijo Lester.  “No creo que sea raro o diferente ni nada por el estilo.  No es algo que resalta.  Es bueno tenerlo aquí para que ya no tenga que lanzar contra él ni el resto del equipo tenga que enfrentarlo”.

Cuando los Medias Rojas realizaron sus ejercicios de entrenamiento forzosos el viernes – incluyendo el odiado de relevos – fueron Lackey, Beckett y sí, Lester, quienes marcaron el paso.

“El hecho de que lo hicieron primero, lo hicieron por debajo del tiempo correcto, le pusieron ganas – eso manda un buen mensaje a otra gente”, dijo Francona.  “Es una buena manera de abrir los campamentos, [teniendo a] jugadores que les importa tanto”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Lester focused on winning, not ace label”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20100219&content_id=8099984&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

Lackey tiene expectativas altas

Quizá todo es novedad para el derecho, pero se está acomodando muy bien

 

18/02/10 3:59 PM TE

22/02/10 7:56 PM TE

FORT MYERS, Florida – No fue difícil saber dónde estaba John Lackey el jueves, su primer día completo de trabajo para los Medias Rojas.  En la mañana, Lackey salió de los vestidores, caminó hacia el campo para jugar a lanzar la pelota y los medios lo siguieron.  Luego se encaminó al bullpen y tomó parte en una sesión complementaria de aproximadamente 40 lanzamientos, mientras las cámaras no dejaban de capturar las acciones.

Cuando Lackey terminó de lanzar, caminó de regreso a la casa club, de nuevo con los medios a toda prisa tras de él.  Por un tiempo, mientras Lackey levantó pesas adentro, hubo una gran reunión en el área exterior para entrevistas, mientras los micrófonos y las cámaras esperaban el informe del derecho de gran tamaño.

Pese al escrutinio que viene con ser el jugador nuevo de 82.5 millones de dólares, Lackey pareció poco sorprendido por todo.  Fue un día de trabajo que simplemente se llevó a cabo en Florida con los Medias Rojas en lugar de Arizona con los Angelinos, que es el único otro equipo de Ligas Mayores para el cual ha lanzado.

“[Fue un] vuelo más largo, pero no es mucho problema para nada”, dijo Lackey.  “Es un nuevo reto.  Todo ha sido novedad.  Pero ha sido una experiencia divertida hasta ahora, seguro”.

Claro, está la posibilidad de que decepcione a miles de rabiosos seguidores de los Medias Rojas con una que otra salida titubeante, pero los neoingleses pronto se darán cuenta que nadie odia más perder que el mismo Lackey.  ¿Presión?  Lackey vive con eso internamente cada vez que toma la loma.

“Honestamente, espero mucho de mí mismo y, obviamente, viniendo a una organización como esta con altas expectativas, va a haber algo de presión, pero tendría eso encima sin importar dónde estuviera jugando”, dijo Lackey.

Aunque todo es novedad para Lackey, se siente casi sospechosamente cómodo en este nuevo lugar.  ¿Ya pasó la sensación extraña de estar con un nuevo equipo?

“Creo que de alguna manera sí lo está”, dijo Lackey.  “Regresé a Boston un par de veces durante el receso, y básicamente me he aclimatado con Boston y hablando con gente.  Lo están haciendo muy fácil.  Ha sido fácil acomodarme”.

Por supuesto que la mejor manera en que Lackey se acomodará será recibiendo la pelota cada quinto día.

“Lo acabo de enfrentar”, dijo el receptor de los Medias Rojas, Víctor Martínez.  “Ahora va a ser mucho mejor, por que me toca trabajar con él en los Entrenamientos Primaverales.  No es como cuando llegué aquí el año pasado.  Es bastante difícil trabajar algo a media temporada, especialmente cuando estás en una lucha.  Pero obviamente, hombre, Lackey tiene muy buen material”.

Lackey definitivamente no es el único bajo esa categoría en su nuevo equipo.  Lo mismo puede decirse de Josh Beckett o Jon Lester o Clay Buchholz.  Si se incluye un Daisuke Matsuzaka en plena mejoría y la siempre vigente bola de nudillos de Tim Wakefield, Lackey puede ser una pieza en una rotación de élite.  ¿La mejor en la Liga Americana?

“Potencialmente, sí”, dijo Lackey.  “Puedes decir eso de varias, sin embargo.  Tienes que salir y demostrar cuando sea hora”.

Los abridores de Boston se empujarán uno al otro para mantenerse a un alto nivel, y Lackey ve eso con buenos ojos.  Beckett es el líder de la rotación de los Medias Rojas, y probablemente tiene un espíritu afín a Lackey.

“Es un competidor.  No se distrae en la loma”, dijo Lackey.  “Tengo un poco de eso en mí, también.  Creo que si todos entramos en ritmo un poco, puedes tener una competencia sana entre los abridores y se convierte en algo parecido a una carrera de relevos.  No quieres dejar caer la batuta que te dio tu compañero.  Es divertido cuando te metes en ese tipo de situación”.

Luego de ganar una Serie Mundial en su año de novato (2002) con los Angelinos, Lackey tiene sed de regresar a esa cumbre.

“Te hace hambriento, por que ya lo probaste y quieres volver a eso”, dijo Lackey.  “Cuando no sucede por varios años seguidos, te das cuenta de lo difícil que fue lograr eso.  Muchos jugadores hacen toda su carrera y ni siquiera llegan a ese punto.  Se que es una cosa difícil y tienes que jugar bien y algunas cosas te tienen que salir bien.  Por eso estoy aquí y eso es lo que espero que se dé”.

¿Una razón importante por la cual solo tiene ese único anillo?  Los Medias Rojas, quienes vencieron a los Angelinos en la Serie Divisional de la LA tres veces (2004, 2007 y 2008).  Claro, Lackey y los Serafines se vengaron el año pasado, pero luego fueron vencidos en la Serie de Campeonato de la LA por los Yanquis.

Lackey está emocionado por ser parte del equipo al que de mala gana tuvo que dar crédito más veces que las que quisiera recordar.  ¿Simultáneamente respetó y odió a los Medias Rojas los últimos años?

“Un poco de cada uno, absolutamente”, dijo Lackey.  “Perdí contra ellos en los playoffs varias veces.  Nadie odia perder más que yo, te prometo eso.  Pero también hay respeto por la manera en que ellos jugaron duro al béisbol y lo jugaron como se debe jugar.  Definitivamente se puede respetar a alguien y al mismo tiempo querer darles de patadas”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Lackey has high expectations”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20100218&content_id=8092522&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

V-Mart no tiene intencion de dejar de ser receptor

Hasta que el cuerpo aguante, el veterano no cambiará de posición

 

18/02/10 4:41 PM TE

22/02/10 2:45 PM TE

FORT MYERS, Florida – Es un bateador élite, capaz de destruir lanzadores rivales desde cualquier lado del plato.  Y por esa razón, Víctor Martínez siempre ha sido considerado un bateador, uno que eventualmente hará la transición a primera base o a bateador designado para conservar esas piernas de bateador.

Esa percepción podría eventualmente convertirse en realidad, pero Martínez aún se ve como receptor.  Tiene 31 años y no muestra señales de ceder sus derechos de cubrir la registradora pronto.

Los Indios comenzaron a transicionarlo hacia la primera base el año pasado, y eso continuó un poco luego de su cambio a los Medias Rojas.  Pero para el final de la temporada, Martínez era principalmente un receptor nuevamente, y eso es lo que volverá a ser en el 2010 para el manager de Boston, Terry Francona.

“Toda mi carrera he sido receptor”, dijo Martínez.  “Por haber jugado unos cuantos juegos en primera base, eso no quiere decir que soy considerado un primera base.  Me dijeron que iba a ser el jugador de diario, pero lo tomé como lo he tomado con los Indios.  Siempre me preparo para jugar todos los días.  Eso es lo único que puedo controlar.  No puedo controlar nada más que eso”.

¿Cuánto tiempo planea ser receptor Martínez?

“¿Cuántos años más?  Todo el tiempo que mi cuerpo me permita cachar”, dijo Martínez.  “Todo el tiempo que mi cuerpo me deje jugar, yo estaré más que contento para cachar y seguir jugando al béisbol”.

Martínez sabe lo que cuesta tener una larga carrera detrás del plato.

“Requiere mucho trabajo”, dijo Martínez.  “Los jugadores que cachan por mucho tiempo, es por que sí trabajan duro”.

Está comenzando la primera temporada completa de Martínez en Boston.

“Es divertido, hombre”, dijo Martínez.  “Estoy realmente emocionado por llegar aquí.  Es la primera vez que llego aquí y tengo unos nuevos Entrenamientos Primaverales.  Esto es todo nuevo para mí.  Lo bueno es que me toca estar que ellos un par de meses.  Sabes, eso hace mucho más fáciles las cosas”.

Elegible para ser agente libre al final del año, Martínez espera estar de nuevo aquí en Fort Myers dentro de 12 meses.

“¿Quién no quisiera estar aquí para el largo plazo?  Esta es la organización, este es el equipo en el que todo mundo quiere jugar, especialmente un equipo que siempre está en la lucha, siempre en los playoffs”, dijo Martínez.  “Como beisbolista, eso es lo que quieres.  Eso es para lo que trabajas.  Trabajas muy duro para llegar a los playoffs y obtener un anillo”.

Martínez tuvo un periodo de ajuste a los Medias Rojas casi perfecto en la recta final del 2009, conectando un imparable clave tras otro y conociendo al cuerpo de pitcheo sobre la marcha.  Lo único que salió mal fue una barrida a manos de los Angelinos en la Serie Divisional de la Liga Americana.

Ahora tendrá algo de tiempo para plantar sus pies y realmente conocer al cuerpo de pitcheo.

“Este es el momento para trabajar en las cosas que realmente quieres trabajar, especialmente con el cuerpo de lanzadores”, dijo Martínez.  “Llegué a Boston, y era más o menos tarde en la temporada.  Cuando estás en plena lucha, realmente no tienes oportunidad de trabajar algo.  Pero ahora, definitivamente, es el momento perfecto para conocer al cuerpo de lanzadores y para trabajar con ellos”.

Martínez sabe que el ajuste no hubiera sido ni cercanamente fácil el año pasado sin Jason Varitek, el veterano que servirá como respaldo de Martínez en el 2010.

“Jason Varitek lo hace mucho más fácil para mí”, dijo Martínez.  “Fue increíble.  Se acercó conmigo y básicamente me explicó como son casi todos los jugadores.  Eso ayudó mucho.  Eso me fue de gran ayuda”.

Varitek fue la columna vertebral del cuerpo de pitcheo de Boston por más de una década.  ¿Podría Martínez tener una estancia similarmente larga en Boston?  De cualquier manera, dijo que no permitiría que su futuro incierto lo desvíe.

“Sigue siendo un juego de béisbol.  Tienes que salir y seguir disfrutando tu juego, seguir haciendo lo que estás haciendo”, dijo Martínez.  “Este juego es bastante difícil sin ponerte presión extra encima.  Sigue siendo un juego de béisbol.  Solo sales, sigues jugando tu juego y te sigues divirtiendo”.

Y para Martínez, esa diversión incluye su careta y su protector de pecho tanto como ese bate peligroso.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “V-Mart has no intentions to stop catching”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20100218&content_id=8092844&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

A Dice-K no le preocupa su dolor de espalda

Los Sox agradecen que el lanzador derecho fuera abierto respecto a su reciente lesión

 

18/02/10 5:01 PM TE

22/02/10 11:14 AM TE

FORT MYERS, Florida – Para empezar, Daisuke Matsuzaka quiere que la gente sepa que no está lesionado.  Si, está un tanto adolorido de su espalda alta y eso lo demorará unos días en su programa de lanzamiento.  Pero el lanzador derecho no lo ve como algo que evitará que el 2010 – su cuarta temporada con los Medias Rojas – sea su mejor temporada hasta el momento.

“Yo no diría que es una lesión, de verdad”, dijo Matsuzaka a través de su intérprete Masa Hoshino.  “Creo que, entrando al periodo entre temporadas el año pasado, realmente no descansé, muy pronto me volví a meter a un programa de entrenamiento.  Así que creo que sólo fue un poquito de fatiga que se juntó en ese tiempo”.

Aunque es sólo un padecimiento molesto, Matsuzaka admite que es el tipo de cosa que él pudo haber omitido de mencionar a los Medias Rojas hace un año.  Y por ende, es el tipo de cosa que pudo haberse hecho un problema más grande.

“Creo que sí”, dijo Matsuzaka.  “Creo que si una situación similar hubiera ocurrido en el pasado – siento que tengo una tolerancia al dolor bastante alta, así que si puedo tolerar el dolor y aun así de alguna manera jugar a pesar de eso y poder hacer lo que tenía que hacer, creo que hubiera tomado esa carga.

“Pero definitivamente no quiero cometer los mismos errores que se cometieron el año pasado, así que por ahora, creo que es importante que yo hable de mi condición y comparta con el equipo con el mayor detalle posible”.

El problema el año pasado, según lo confesado recientemente por Matsuzaka, es que su ingle comenzó a molestarlo durante el Clásico Mundial de Béisbol y él nunca dijo algo al respecto.

“En cuanto a la lesión de la ingle, poder mover la parte baja de mi cuerpo efectivamente es realmente lo que me mantiene vivo cuando lanzo”, dijo Matsuzaka.  “Creo que pude salirme con la mía durante el [Clásico], pero una vez que comienzas a lanzar en las grandes ligas, es un escenario diferente, es un nivel de competencia diferente.

“Simplemente no pude salirme con la mía.  Esa realmente fue la experiencia de aprendizaje para mí.  Fue una temporada difícil, y no voy a desperdiciar eso.  Al superar esa experiencia, creo que voy a poder salir del otro lado mucho más fuerte, y creo que voy a poder transferir mucho de eso a esta temporada que viene”.

Una cosa sí es cierta – Matsuzaka claramente se ve más fuerte y delgado.  Ese proceso comenzó durante una pesada rehabilitación el verano pasado en Fort Myers.  Continuó durante el invierno en el Instituto para el Desempeño de Atletas en Arizona.

Ahora que está a la mitad de un contrato por seis años y 52 millones de dólares al cual los Medias Rojas lo firmaron, Matsuzaka no ve razón por la cual no estarían por venir sus mejores años.

“Entrando a mi cuarto año aquí, creo que este fue mi mejor periodo entre temporadas en cuanto a preparación”, dijo Matsuzaka.  “[Sin contar] esta situación actual, fue un buen receso de preparación.  No puedo decirlo con certeza hasta que comience a lanzar la pelota, pero mis expectativas para esta temporada son muy elevadas”.

Su entusiasmo por la temporada 2010 es la razón por la cual el padecimiento de espalda, aunque sea leve, le es molesto.

“Quería llegar al Día 1 de los Entrenamientos Primaverales realmente listo para darle y preparado para realizar muchos lanzamientos”, dijo Matsuzaka.  “Pero en este momento, esto es algo que tengo que enfrentar, y tengo que aguantarlo por ahora.  Pero por ahora, es un poco estresante”.

Pero los Medias Rojas están complacidos con la manera en que lo está manejando.

“Creo que hay mejor comunicación”, dijo el manager de los Medias Rojas, Terry Francona.  “Los jugadores buenos llegan a ser buenos por que quieren competir.  Si no saliste cuando no estabas al 100 por ciento, nadie jamás estaría en el campo de juego.  [Pero] entre más comunicas, mejor, seguro”.

¿Cuándo volverá a comenzar a lanzar Matsuzaka?  Eso será determinado por lo que los doctores digan luego de su examen físico el viernes.

Pero Matsuzaka parece más seguro de sí mismo que en cualquier otro momento de su tiempo en Boston.  Mucho se debió a la asimilación natural de lo que sucede con el paso del tiempo.

“Creo que puedo enfrentar la temporada y venir a trabajar aquí de la misma manera que lo hacía en ***ón, así que creo que definitivamente me he acostumbrado a las cosas aquí”, dijo Matsuzaka.  “Con cada año que pasa, conforme me he acostumbrado más y más a cómo funcionan las cosas, creo que me emociono por cada temporada más cada año”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Dice-K not concerned about back ailment”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20100218&content_id=8093034&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.