Bay no pierde el piso gracias a su padre

El jardinero izquierdo aprende a cumplir con su trabajo sin importar el entorno

BOSTON – El es el impasible.  Jason Bay lo comprobó el día que llegó a Fenway Park – el 1ro de agosto de 2008.  El jardinero izquierdo, el primer día con su nuevo equipo, conectó un triple oportuno y anotó la carrera del triunfo que dejó en el campo a los Atléticos de Oakland.

Esto, solo horas después de conocer brevemente a sus nuevos compañeros de equipo, y de responder interminables preguntas a los medios acerca de la presión percibida por haber sido intercambiado por un bateador como Manny Ramírez.

Ha conectado numerosos imparables desde entonces, además de aportar defensa firme y corridos de base experimentados.  No hay algo que distrae a Bay?

No parece que haya, y Bay le da crédito a su padre Dave, como una gran razón de su forma de ser serena.

“El no es una de esas personas que analiza las mecánicas de un swing”, dijo Jason Bay de su padre.  “Yo hago lo mío y el siempre esta allí para ofrecer apoyo, pero sin especificar ‘Oye, parece que estas bajando tu pié demasiado tarde, parece que te estas inclinando de más’ y complicando las cosas.

“El solo dice cosas como ‘OK, tú puedes’.  O ‘solo fue un mal juego’.  El es más o menos de dónde saqué esa serenidad.  Cuando hablo con el después de un día muy bueno, no le digo ‘Oye papá, soy el mejor jugador del mundo’, y después de un juego muy malo no le digo ‘Oye, me voy a retirar’.  El ha sido un enorme factor en mantenerme así”.

Cuando Bay tome el campo de Fenway Park el domingo – Día del Padre – contra los Bravos, lo hará a su manera típica de pocas palabras.  El padre de sus hijas Addison y Evelyn, el esposo de Kristen, el hijo de Dave y Kelly, Jason Bay es una estrella para los Medias Rojas de Boston.  Pero no actúa como tal.  En lugar de eso, el es un tipo normal con una cabeza fría.  Bay es originario de Trail, British Columbia, Canadá, donde aún residen sus padres.

“Ha sido un paseo divertido”, dice Dave Bay.  “Yo nunca soñé que el estaría en el escenario en que está ahora, no viniendo desde un pequeño pueblo en British Columbia.  Parece un poco irreal.  Mi esposa y yo nos volteamos a ver cuando vemos sus juegos y decimos ‘Bueno, tu puedes creer lo que está pasando?'”

Mucho de quién es Jason Bay – la lealtad, la perspectiva, la ética de trabajo – viene de su padre.

Recuerden que de donde viene Bay, el hockey es el rey.  Así que cuando decidió a los 11 ó 12 años que el no tenía ganas de hacer un compromiso con ese deporte, ¿qué hizo su padre?  Dave Bay básicamente asintió con la cabeza y lo apoyó.

“Cuando yo era joven, creciendo en Canadá, jugabas hockey en invierno y en verano jugabas béisbol”, dice Jason Bay.  “Con el béisbol, llegaba horas antes; no podía esperar más.  Con el hockey no me daban tantas ganas.  Para mí, yo no sentía esa pasión por jugarlo.

“Yo recuerdo, tenía tal vez 11 ó 12 años, temprano una mañana y levantándome para ir, y le dije ‘Realmente no quiero ir’.  Y mi padre me dijo ‘Yo no te quiero llevar si tú no quieres ir.  Tú no tienes que hacer esto’.  Y le pregunte ‘¿No?’  Y me contestó ‘No, si tú no lo quieres hacer, no lo hagas’.  Y le dije ‘Para ser honesto, no quiero'”.

Desde entonces, Jason Bay puso la mayoría de su prioridad atlética en el béisbol, y Dave Bay estuvo allí para guiarlo y apoyarlo.

“El me decía que no era el tipo más conocedor de béisbol en el mundo, pero dirigió muchos equipos y le dedicó mucho tiempo”, dice Jason Bay.  “El entiende el béisbol, pero su profesión no es ser entrenador de béisbol.  A ese nivel y con esos niños, se trata más de dedicarle tiempo.  Mirando hacia atrás, yo aprecio que haya combinado eso con su trabajo y mis hermanas también.  El no necesariamente tenía todo el tiempo, pero hacía que funcionara”.

Dave Bay ha trabajado en la misma fundidora en Trail la mayoría de su vida profesional – “desde el día que se graduó de la escuela”, según Jason.

“Cuando trabajas para una compañía, no te dan muchos días de descanso”, dice Jason Bay.  “Teníamos torneos en verano y muchos de ellos eran los fines de semana; teníamos prácticas y todas estas cosas él las tenía qué organizar.  En el momento no te das cuenta, pero viendo hacia atrás y aunque mucha gente lo ha hecho, veo que fue un sacrificio bastante grande”.

“El dio aún más y me decía ‘Todo el tiempo libre que tengo lo voy a dedicar a esto’.  Me gusta pensar que de él saqué esa dedicación a las cosas.  El trabajar duro, creo que eso lo heredé de él”.

Dave Bay nunca dirigió de más a su hijo, y aunque ahora Jason es uno de los mejores bateadores en la Liga Americana, su padre no se queda despierto analizando cada parte de su swing.

“El ha sido muy bueno en cuanto a que, realmente mantiene el béisbol separado”, dice Jason Bay.  “El entiende que es una parte de mi vida muy, muy grande.  Después de mi esposa y mis hijos, probablemente es la parte más importante de mi vida.  Pero siempre cuando él llama, me pregunta ‘¿Cómo están las niñas, cómo están todos?’  Y así haya sido un día bueno o un día malo, es como que ‘ustedes ganaron o perdieron o lo que sea’, pero realmente nunca se queda en ese tema”.

Cuando Jason Bay fue cambiado de los Piratas a los Medias Rojas, fue otro momento irreal para papá.  Verán, Dave Bay lleva mucho tiempo siendo fanático de los Medias Rojas.

Como lo explica Jason Bay, los seguidores del béisbol en Trail solían ser fanáticos de los Medias Rojas, los Yankees o los Dodgers por que eran los equipos que más seguido transmitían en televisión.  Dave Bay, por la razón que haya sido, eligió a los Medias Rojas.

“Es como un sueño sobre otro sueño, por que yo soy un enorme fanático de los Medias Rojas – siempre lo he sido”, dice Dave Bay.  “Eran Jim Rice, Freddie Lynn y por supuesto Yaz (Carl Yastrzemski) y los chicos.  Yo me crié con esa mentalidad de los Medias Rojas, y de todos modos soy un loco por el béisbol.  Así que solo verlo jugar en las Mayores e ir de Pittsburgh a Boston fue… yo sé que fue algo más grande para mi que para Jason, estoy seguro”.

Las cosas tienden a no ser gran cosa para Jason.  El hijo de Dave Bay siempre ha navegado con la corriente.

“Esa es su personalidad”, dice Dave Bay.  “El ha sido así desde que era un niño pequeño.  El como que se acomoda bien con todos.  Como sea el ambiente en donde esté, él parece ajustarse a todo”.

Y no le toma mucho tiempo a Jason Bay apuntar de quién sacó ese rasgo envidiable.

Ian Browne es reportero para MLB.com. Esta historia no fue sujeta a la aprobación de la Major League Baseball ni sus clubes.

 

Traducción del artículo “Bay stays even-keel thanks to Dad” escrito por Ian Browne http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20090617&content_id=5367876&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: