Medias Rojas rompen mala racha con sufrida victoria sobre los Tigres

Fly de sacrificio de Green en la séptima pone fin al resbalón de seis juegos de Boston

 

11/08/09 12:58 AM ET

13/08/09 2:48 PM ET

Box Score >

BOSTON – La “nueva temporada” de los Medias Rojas, como la llamó Dustin Pedroia, tuvo un inicio perfecto.

Una noche después de que el reinante Jugador Más Valioso de la Liga Americana prometió que su equipo no se rendirá tras una racha de seis derrotas ante los Rays y Yankees, los Medias Rojas respaldaron las palabras del segunda base la noche del lunes con una victoria 6-5 sobre los Tigres en Fenway Park.

Pedroia conectó un jonrón de dos carreras en la primera entrada para Boston, que se puso a 5 ½ juegos del líder New York en la División Este de la Liga Americana, y asumió una ventaja de medio juego sobre el inactivo Texas en la lucha por el Comodín.

“Fue bonito”, dijo Pedroia sobre la victoria registrada.  “Hemos tenido problemas para anotar carreras últimamente, pero ahora estamos de vuelta en casa.  Lo único que podemos hacer es jugar el resto de la temporada lo mejor que podamos, y lo que pasará, pasará.  Vamos a mantenernos optimistas.  Sabemos que tuvimos mala gira, pero aún quedan muchos juegos.

“Todavía sentimos que podemos cumplir nuestras metas”.

Boston construyó rápidamente una ventaja 4-0 gracias a cuadrangulares de Pedroia y Nick Green, quien abrió la segunda conectando una recta del abridor de los Tigres Edwin Jackson, con la cuenta en 3 y 2, enviándola sobre el Monstruo Verde.  David Ortiz agregó un sencillo productor más tarde en la entrada para remolcar a Jacoby Ellsbury.

“Fue bueno ver eso”, dijo el manager de los Medias Rojas, Terry Francona, de las carreras tempraneras, que siguieron a un pésimo fin de semana contra los Yankees en el cual los bates de Boston fueron mantenidos sin anotación por 31 entradas.

“Cuando no estas anotando carreras, yo no creo que es por que nuestros hombres están nerviosos”, dijo Francona.  “Quieres ver resultados.  Creo que es naturaleza humana presionar un poco o hacer demasiado.  Salimos contra un tipo (Jackson) que ha estado muy bien este año.  Estuvo sobre el plato con algunos lanzamientos, y conectamos de lleno muchas pelotas.  Nos mantuvimos y hicimos algunos swings muy buenos”.

Detroit se levantó de la lona en la cuarta, cuando el jardinero derecho J.D. Drew midió mal una bola en la esquina que resultó en un triplete remolcador para Magglio Ordóñez.  Luego Brandon Inge conectó un sencillo remolcador por todo el centro para cortar la ventaja de los Medias Rojas a la mitad.

Marcus Thames registró un elevado de sacrificio una entrada después para acercar a los Tigres (59-52) a una carrera, pero Jason Bay contestó en la baja de la quinta con un cañonazo solitario sobre el Monstruo Verde.

Aunque había planeado lanzar en la séptima entrada por quinta vez esta temporada, el abridor de Boston Brad Penny fue levantado tras 93 lanzamientos.  El derecho trabajó seis entradas de tres carreras pese a sentirse un poco enfermo.

“Creo que se sintió letárgico todo el día”, dijo Francona de Penny, quien vomitó antes de salir en la sexta.  “No hubo tanta fuerza tras de todo, como le hemos visto.  Físicamente, sentí como si no hubiera estado allí.  Creo que nos dio todo lo que tenía”.

Detroit borró su desventaja de 5-3 en la séptima enfrentando a Manny Delcarmen, quien permitió un sencillo remolcador a Plácido Polanco antes de que Thames chocara una torre de doblete contra el Monstruo para traer al plato al segunda base.

Dados los eventos de la semana pasada, los Medias Rojas pudieron haberse doblado al ser montado el regreso de los Tigres.  Pero fieles a la promesa de Pedroia, se rehusaron a ceder.

“Acabamos de jugar un par de juegos que (apestaron), pero no vamos a decir, ‘Oh no, vamos a perder'”, dijo Pedroia.  “No somos un equipo que esta armado de esa manera.  Tenemos un grupo de tipos Fuertes que juegan lo más duro que puedan todas las nueve entradas”.

Boston trajo al plato la carrera de la ventaja en la parte local de la séptima, cuando el sencillo de Casey Kotchman al ejecutar el bateo y corrido le dejó la mesa puesta a Green, quien enfrentando a Miner (5-2), flotó un elevado al centro lo suficiente lejos para traer a Drew desde tercera con el sacrificio.

“Yo solo traté de levantar una pelota en el aire”, dijo Green.  “Necesitábamos esa carrera mucho.  Kotchman y J.D. ejecutaron un increíble bateo y corrido para colocarnos en primera y tercera, así que el poder sacar un elevado de sacrificio fue grandioso”.

Llamado para extinguir una situación con dos en base y dos fuera en la octava creada por Ramón Ramírez (6-3), Jonathan Papelbon indujo un elevado de foul de Curtis Granderson para sacar el out, y luego trabajó una novena de 1-2-3 para asegurarse su 28vo salvamento.

Tras una semana para olvidar, todo lo que concierne a los Medias Rojas es mirar al frente.

“Sin importar lo que pasó en los últimos seis juegos, eso no tiene peso en lo de hoy”, dijo Bard.  “Necesitábamos salir, tener un inicio fuerte y saltar encima de su lanzador temprano.  Ultimadamente, lo logramos.  No quiero decir que fue un juego que teníamos que tener, pero más o menos sobrevivimos la tormenta un poco”.

John Barone es reportero adjunto para MLB.com.  Esta historia no fue sujeta a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Sox snap skid with gritty win over Tigers”, escrito por John Barone y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20090810&content_id=6354778&vkey=recap&fext=.jsp&c_id=bos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: