Los heroes abundan en triunfo de Medias Rojas sobre Rays

Mientras Lester brilla, Ellsbury y Papelbon roban cámara al final

 

02/09/09 1:18 AM ET

02/09/09 5:45 PM ET

Box Score >

ST. PETERSBURG – Parecía que podría estar escapándose, este juego en el que los Medias Rojas llegaron a tener ventaja de cinco carreras.  En Tropicana Field, donde el manager Terry Francona y su equipo han pasado muchas noches con poco dormir las últimas dos temporadas, ninguna ventaja parece estar segura.

Así que la noche del martes, los visitantes no quisieron arriesgarse en la montaña rusa que fue el triunfo 8-4.

No quiso arriesgar Francona, quien llamó al cerrador Jonathan Papelbon con las bases llenas sin outs en la octava.

No quiso arriesgar Papelbon, quien descargó una serie de lanzamientos terribles y rehusó a doblegarse en el camino hacia su primer salvamento de seis outs de su carrera.

Y seguramente no quiso arriesgar el jardinero central Jacoby Ellsbury, quien realizó la jugada del partido y uno de los momentos destacados de la temporada, robando a Jason Bartlett con un lance que de no haber sido atrapada, hubiera acabado en completo desastre.

“Hicimos muchas cosas buenas esta noche, y estuvimos obligados a hacerlas”, dijo Francona.  “Hemos tenido muchas noches miserables aquí.  Hicimos muchas cosas para que no fuera una noche miserable”.

Ganar bajo el techo del Tropicana Field, donde los Medias Rojas habían perdido 14 de los últimos 16 desde el 23 de septiembre 2007, no fue una tarea sencilla.

Y no pudo haber ocurrido en mejor momento.

Con los Medias Rojas en la pelea para llegar a la postemporada por sexta vez en los últimos siete años, fueron capaces de distanciarse de los Rays, equipo que los botó en el juego siete de la Serie de Campeonato de la Liga Americana el año pasado.

Tampa Bay es tercer lugar en la tabla por el Comodín, y están a seis juegos de distancia de los Medias Rojas.  Los Rangers, mientras tanto, barrieron la doble cartelera contra los Azulejos para acercarse a 3 ½ juegos de Boston.

“Lo que más me gustó de esto fue que obtuvimos un triunfo aquí – obtuvimos un triunfo en gira en Tampa Bay”, dijo Ellsbury.  “Por alguna razón, se nos ha dificultado, pero fue un buen triunfo esta noche.  Los pone un juego más atrás.  En cualquier ocasión que te enfrentes a ellos, son juegos importantes a un mes de que termine la temporada.  Es bueno venir acá y ganar el primero”.

No solo fue bueno, pareció fácil por varias entradas.

Jon Lester – quien se adjudicó su 11º triunfo – exhibió su más reciente clínica de lanzamiento de poder, abanicando a nueve en seis entradas.  Con 196 ponches esta temporada, Lester rebasó a Bruce Hurst (190 en 1987) para la mayor cifra por un zurdo en la historia del club.

Billy Wagner tuvo una séptima entrada dominante (dos ponches) en su segunda salida con Boston.  La ofensiva aplicó presión constante, respaldados por cuadrangulares de J.D. Drew (su séptimo en los últimos 19 juegos), Jason Bay (su 30º en la temporada) y Kevin Youkilis.

Y allí estaban los Medias Rojas, arriba 7-2 entrando a la baja de la octava.  Con el normalmente confiable Hideki Okajima abriendo la entrada, parecía que Papelbon sería llamado hasta la novena, si acaso.

Pero Evan Longoria, quien normalmente atormenta a los Medias Rojas con cuadrangulares, abrió la entrada con un toque bueno para sencillo.  Carlos Peña negoció boleto.  Pat Burrell sacó una línea de sencillo al izquierdo, remolcando a Longoria.  Luego empezaron a suceder cosas frustrantes.  El bateador emergente Willy Aybar sacó un elevadito justo fuera del alcance del segunda base Dustin Pedroia y hacia lo corto del jardín derecho, llenando las bases.  Después, Dioner Navarro sacó otro elevadito de hit casi en el mismo lugar, remolcando otra carrera y poniendo el marcador 7-4 con la casa llena y todavía sin outs.

“Sabes que es un juego importante cuando traes a tu cerrador sin outs en la octava”, dijo Ellsbury.

Llegó Papelbon, y retiró a B.J. Upton, quien se ponchó con fuego de 94 mph.  Bartlett vino enseguida y con la cuenta en 2-2 sacó una línea al central.  La jugada segura hubiera sido que Ellsbury la faldeara de bote y concediera una carrera.  Pero estaba más interesado en tratar de ganar el juego, así que se arrancó por ella y realizó su segunda jugada del juego digna de aparecer en el video-resumen.

“La atrapé justo en la base del guante”, dijo Ellsbury.  “Esa es una de esas jugadas conde tienes que atraparla.  Si dejo que se me vaya, probablemente sería un jonrón de campo o al menos un triple.  Es una de esas jugadas que tienes que acertar”.

Y lo hizo, dejando a Papelbon con un último encargo, retirar al peligroso Carl Crawford.  Le tomó nueve lanzamientos, pero Crawford elevó al izquierdo, y los Medias Rojas tuvieron uno de sus escapes más dramáticos de la temporada.

“Estaba haciendo cualquier cosa que pudiera para mantenerme vivo al bate”, dijo Crawford.  “Él sacó lo mejor de mí.  Estábamos bateando bastante bien contra Okajima, o ellos estaban encontrando imparables y supongo que [Francona] no quiso arriesgarse y trajo a [Papelbon] temprano”.

La clave, pensó Papelbon, fue que no se emocionó de más.

“Trato de no emocionarme más”, dijo Papelbon.  “Trato de seguir diciéndome a mí mismo que el tipo más tranquilo va a ganar esas situaciones por que son situaciones de presión.  Cuando te metes en situaciones de presión, el tipo que está más tranquilo siempre va a acabar ganando”.

Con las bases llenas esta temporada, lo oponentes han bateado de 15-1 con 10 ponches contra Papelbon.

“Obtienes lo mejor de él en esas situaciones”, dijo Francona.

Nadie podía entender mejor lo que logró Papelbon que Wagner, quien tiene 385 salvamentos en su carrera.

“Le dije que me da gusto que es él y no yo.  Eso de lanzar dos entradas, eso es para la gente joven, no para mí”, dijo Wagner.  “Fue muy impresionante.  Le dije que estuvo muy bien.  Fue muy divertido observarlo.  Conozco el nerviosismo y lo que se siente allí.  Un lanzamiento malo y pareces chivo.  Pero hombre, estuvo genial esta noche.  Fue divertido ver eso”.

Fue el 33º salvamento de Papelbon en 36 oportunidades.  Pero la salvada del salvamento fue de Ellsbury.

“Caramba”, dijo Francona.  “Cuando regresó, le dije, ‘Jake, si hubieras fallado esa y rodaba, te hubieras ido por el túnel con ella’.  Obviamente sólo bromeaba con él, pero esa nos salvó el juego.  Sus corredores habían arrancado.  Fue una gran jugada”.

Y considerando el domicilio y el calendario, también fue un gran triunfo.

“Enorme”, dijo Papelbon.  “Especialmente por ser el primero de la serie.  Definitivamente es grande ganar el primero de la serie y establecer la tónica”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Esta historia no fue sujeta a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Heroes abound in Sox’s win over Rays”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20090901&content_id=6734962&vkey=recap&fext=.jsp&c_id=bos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: