Medias Rojas levantan el techo y aumentan ventaja del Comodin

Boston gana su primera serie en Tropicana Field desde 2007

 

04/09/09 12:59 AM ET

04/09/09 2:50 PM ET

Numeritos >

ST. PETERSBURG – Los Medias Rojas tratan de no priorizar un juego sobre otro en el transcurso del maratón de 162, pero algo se sentía diferente bajo el techo de Tropicana Field el jueves por la noche.  Éste era un juego y una serie que el manager Terry Francona realmente quería ganar, y obtuvo las dos cosas batallando para obtener una conquista por 6-3 sobre los Rays en el último de la serie el jueves por la noche en Tropicana Field.

“Teníamos que jugar bien y sabíamos eso de entrada”, dijo Francona.  “Es lindo salir de aquí con un triunfo esta noche”.

Al hacerlo, los Medias Rojas extendieron su ventaja por el Comodín sobre los Rangers que no jugaron ayer, y pusieron a los Rays en tercer lugar a seis juegos de distancia.  Considerando que Tampa Bay, que todavía tiene una serie de tres juegos en Fenway del 11 al 13 de septiembre, se hubiera colocado a cuatro de distancia si hubieran ganado, fue fácil ver la importancia del juego.

“Un triunfo es un triunfo, pero se magnifican un poco más cuando estamos frente a frente así”, dijo el jardinero izquierdo de los Medias Rojas, Jason Bay.  “Tienes un equipo que te persigue por el boleto de Comodín.  Todavía hay otro equipo que está un poco más cerca.  Pero este juego implicaba una diferencia de dos juegos en la tabla.  Probablemente es bastante importante para ambas partes, para ellos y para nosotros.  Para nuestra fortuna, nosotros ganamos”.

Clay Buchholz puso de su parte para que eso fuera posible, superando un inicio lento y permitiendo seis imparables y tres carreras en seis entradas.  Fue el cuarto triunfo de Buchholz en la temporada, y su primero contra otro equipo que no sean los Azulejos.

“Esa fue la primera cosa que me pasó por la mente cuando [el cerrador Jonathan Papelbon] sacó el último out”, dijo Buchholz.  “Por fin gané en los Estados Unidos.  Podemos ir tras cualquier otro equipo que me toque enfrentar y trataremos de que este tren no pare”.

Ofensivamente, los Medias Rojas hicieron lo que tenían que hacer.  El elevado de sacrificio de Mike Lowell en la sexta dio la ventaja definitiva a Boston.

Kevin Youkilis (dos carreras, tres imparables) y Jason Bay (dos imparables, dos remolcadas) también ayudaron a la causa.  Rocco Baldelli, quien sustituyó a J.D. Drew en el derecho, conectó un jonrón solitario contra el lanzador derrotado David Price.

Y de pronto, los Medias Rojas se están metiendo en un buen ritmo de finales de temporada, pues viajan a Chicago con 12 ganados en sus últimos 16 juegos.

“Creo que fue una gran serie para nosotros”, dijo Baldelli.  “No es un lugar fácil para jugar.  A nadie le gusta venir aquí.  Los Rays juegan muy bien en este lugar, pero venir acá en cualquier momento y ganar una serie es muy importante”.

Fue la primera vez desde 2007 que Boston ganó una serie en el Trop, donde habían perdido 15 de sus últimos 18 juegos antes del último de la serie el jueves.

“Este es un lugar difícil para nosotros, un lugar difícil para todos”, dijo Francona.  “Hemos tenido una racha aquí recientemente que no ha sido muy divertida.  Creo que parte de eso es que son buenos y nos juegan muy bien, y para que nosotros ganemos aquí, tenemos que jugar buenos partidos.  Hace cinco o seis años, veníamos aquí y Manny [Ramírez] o David [Ortiz] pegaban un jonrón de tres carreras y nos metíamos con su bullpen.  No quiero decir que hacíamos lo que queríamos, pero ganábamos.  Ahora tienes que venir acá y jugar béisbol limpio o si no pierdes”.

Por supuesto, la más amarga memoria que tienen los Medias Rojas de Tropicana Field es la derrota que terminó su temporada 2008 en el Juego 7 de la Serie por el Campeonato de la Liga Americana.

A menos que se de una situación milagrosa en la tabla, los Medias Rojas no regresarán a Tropicana Field hasta 2010.  Y puede ser que hayan señalado el principio del fin de los Rays esta temporada al llevarse la serie.

“Claro que esto definitivamente no se ha terminado”, dijo Bay.  “Y sí planeamos jugar contra ellos en otra serie.  Me gusta nuestra posición en este momento.  Todavía queda un mes entero de béisbol.  Obviamente te acercas al final, y cada juego se magnifica.  Es mejor estar arriba que viendo para arriba”.

Tratando de recuperarse de la derrota del miércoles, Boston se fue al frente primero, gracias a un rally con dos outs que empezó con un doble al izquierdo de Víctor Martínez.  Luego Youkilis golpeó una contra la pared en el izquierdo que parecía doble, pero Martínez arrancó tarde y se quedó en segunda.  Esa falla se hizo irrelevante cuando Bay conectó un doble entre el izquierdo y central para traer dos carreras a home, dándole a Buchholz un colchón de 2-0 antes de su primer lanzamiento.

Pero Buchholz lo devolvió en la baja de la primera.  Ben Zobrist trajo a home la primera carrera con un sencillo productor.  Con dos outs, Evan Longoria pegó un doble productor al derecho, empatando el juego a 2.  Para Longoria, fue su CI número 27 contra los Medias Rojas esta temporada.  La última vez que un oponente remolcó tantas carreras contra Boston fue en 1960, cuando el novato de Baltimore Ron Hansen tuvo 28.

“No es lo que planeas”, dijo Buchholz.  “Te dan dos en la alta de la primera, quieres salir y poner un cero.  Pero esa es una alineación difícil.  Eso es lo que hacen, batear.  Lo han hecho todo el año a cualquier equipo que venga aquí.  Son buenos para lo que hacen.  Tuve que minimizar esa primera entrada.  Pudo haber sido peor”.

El bombazo de Baldelli, su séptimo de la temporada, puso a Boston de nuevo en frente en la segunda.

Los Rays lo empataron de nuevo en la baja de la cuarta.  Longoria abrió con doblete y Gregg Zaun conectó un rodado bien colocado que tomó un salto alto sobre Lowell y se fue por la raya del jardín izquierdo para un doble productor.

Buchholz se puso intratable después de eso, retirando a los últimos nueve bateadores que enfrentó.

“Tal vez estaba un poco nervioso en la primera entrada”, dijo Buchholz.  “Es un juego bastante importante.  Todos saben que teníamos que ganarlo para marcar el paso para el próximo mes.  Después de que obtuvieron su primer par de imparables, me dije a mí mismo, ‘Haz lanzamientos y sacarás outs.’  Pude retirar a los últimos nueve jugadores que enfrenté.  No siempre te va así, pero cuando sí, te hace sentirte bien con tu apertura”.

Los Medias Rojas fueron persistentes.  Con corredores en segunda y tercera y un out en la sexta, Lowell hizo su trabajo, conectando un elevado de sacrificio al central contra el relevista Russ Springer para remolcar a Youkilis con la carrera de la ventaja.

Boston obtuvo dos carreras para asegurarlo en la séptima.  La primera de esas carreras fue un rodado por la raya de primera base bueno para un sencillo productor de Martínez, imparable que fue similar al que conectó Zaun para empatar el juego más temprano.

“Yo no sé si ese fue el punto clave del partido, pero sí acabaron entrando un par de carreras en la entrada”, dijo Longoria.  “Si hubiéramos logrado que rodara para una doble matanza allí, nos salíamos de la entrada y regresábamos al dugout con algo de ritmo.  Pero algunas de las suertes se les dieron a ellos hoy”.

Sin embargo, la suerte no tuvo nada que ver con la actuación del bullpen de Boston.  Billy Wagner, Daniel Bard y Papelbon (con su salvamento 34) mantuvieron a Tampa Bay sin imparables en las últimas tres entradas.

“Estuvieron magníficos, por que lo último que queríamos hacer era crear situaciones”, dijo Francona.  “Lo hemos dicho antes cuando empiezan a correr y las pelotas están cayendo buenas, pueden usar su velocidad para ventaja suya.  Bard estuvo eléctrico.  Pensé que Wagner tenía que lanzar un poco.  Su velocidad estaba un poco más baja que lo que habíamos visto en sus últimas salidas.  Pero usó su cambio y su pelota rompiente contra algunos buenos bateadores”.

Y los Medias Rojas, por primera vez en la memoria reciente, se fueron de Tropicana Field con un sentimiento de satisfacción en lugar de deflación.

“Fue muy bueno sacar un triunfo aquí esta noche”, dijo Youkilis.  “Venir aquí a estas alturas del año contra un equipo que está contigo en la lucha por el Comodín, simplemente tienes que venir y ganar la serie, e hicimos un buen trabajo para lograrlo esta noche.  Ahora solo tenemos que seguir jugando buena pelota llegando a Chicago”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Esta historia no fue sujeta a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Sox raise the roof, pad Wild Card lead”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20090903&content_id=6781752&vkey=recap&fext=.jsp&c_id=bos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: