Como lider, no hay mejor que Wakefield

Compañeros del de la bola de nudillos admiran al veterano, dentro y fuera del diamante

 

15/09/09 12:00 AM TE

22/09/09 1:30 PM TE

BOSTON – Asumiendo que pueda mantenerse suficientemente saludable, Tim Wakefield algún día pasará a Cy Young y a Roger Clemens para convertirse en el líder de ganados de todos los tiempos para los Medias Rojas.  Wakefield actualmente está en 175, lo cual lo pone a 17 de empatar la marca que comparten Young y Clemens.

Aunque eso será la mejor evidencia estadística de lo que ha significado Wakefield para los Medias Rojas a través de todos estos años, quienes lo han observado en sus 15 años en Boston no necesitan evidencia tan tangible para darse cuenta de lo que el nudillista ha significado para un equipo y una comunidad.

¿Líder de todos los tiempos en ganados para una franquicia histórica?  Ese seguramente será un logro loable.  Sin embargo, lo cierto es que Wakefield por mucho tiempo ha sido un líder.

“Simplemente lo veo como un profesional absoluto”, dijo el jardinero de los Rays, Gabe Kapler, quien jugó con Wakefield en Boston durante cuatro temporadas.  “Es muy confiable.  Es un muy, muy buen compañero, de principio a fin.  Es el tipo de persona que quieres tener cerca de ti en el vestidor.  Es muy sabio.  No tengo más que cosas buenas qué decir de él.  Lo veo como un jugador que es perfecto para que lanzadores jóvenes lo imiten en cuanto a ser un profesional dentro y fuera del campo”.

¿De quién absorbió Wakefield sus lecciones de liderazgo?

“Creo que al principio, de mi padre.  Creciendo, viéndolo trabajar para mantenernos a mi mamá, a mi hermana y a mí”, dijo Wakefield.  “Y mi coach en universidad Les Hall, quien me enseñó no solo a ser un líder, sino también un hombre creciendo de los 18 a los 22 años.  Y luego, en las Ligas Menores, varios managers y coaches de pitcheo a través de mi carrera que realmente me enseñaron a ser un líder”.

Este año, Wakefield incluso ha sido capaz de guiar con su ejemplo aunque ha estado inactivo gran parte de la segunda mitad por una problemática lesión de su espalda.  Hay un fragmento suelto en la espalda baja de Wakefield que lo ha hecho caminar cojeando, y que es la causa para que probablemente vaya a lanzar cada 10 días el resto de la temporada.

“No puede correr”, dijo el segunda base de los Medias Rojas, Dustin Pedroia.  “Es difícil para él.  Está dando lucha por nosotros y lo sabemos.  Lo agradecemos”.

Wakefield pudo haber optado por una cirugía, que efectivamente hubiera terminado su temporada.  Si, a sus 43 años, hubiera hecho eso, nadie lo hubiera cuestionado.  Recientemente se le preguntó a Wakefield si  se hubiera detenido si los Medias Rojas no estuvieran luchando por un boleto a la postemporada.

“No”, dijo Wakefield.  “No me detendría a menos de que absolutamente tuviera que hacerlo.  Todavía estaría lanzando”.

En la mente de Wakefield, a él le pagan por lanzar.  Así que si físicamente hay alguna manera para hacerlo, lo va a hacer.

“A veces es difícil de ver sabiendo que no puede realizar una jugada en particular [cubrir primera]”, dijo el lanzador derecho de los Medias Rojas, Clay Buchholz.  “Pero luego verlo salir allí a sacar tres outs y luego volver a salir y seguir luchando, puedo decir honestamente que 90 por ciento de los jugadores no podrían salir y hacer lo que él está haciendo con todo lo que está sufriendo, así que es bastante impresionante verlo”.

Los jugadores pueden educarse exhaustivamente en la manera correcta de hacer las cosas con solo observar a Wakefield diariamente.

“Cuando vine aquí hace dos años, no sabía como hablar con él, por que él ha estado en el juego por mucho tiempo y lo he visto lanzar mucho”, dijo Buchholz.  “Él es todo negocios aquí y cuando hay tiempo de bromear, puede bromear contigo y divertirse contigo.  Le tengo mucho respeto”.

Aunque Wakefield nunca ha sido un tipo muy ruidoso, tiene una presencia y un toque de clase que se permea en todo el vestidor y más allá.

“Él es la vara con que se miden nuestros jugadores, y todos nosotros como personas”, dijo alguna vez el presidente y jefe de operaciones ejecutivas de los Medias Rojas, Larry Lucchino.  “Usa su popularidad y prominencia de la mejor manera posible: para hacer de su comunidad y de nuestro mundo un lugar mejor, más lindo y más humano.  Desearía que tuviéramos 25 jugadores con su perspectiva y madurez.  Estamos muy orgullosos de que él porte ‘Boston’ en su uniforme”.

“Para mí, es de lo más estable que hay en cuestión de sus hábitos”, dijo Kapler.  “Este es el tipo de mercado que expone a los jugadores por mucho tiempo, y él es el tipo de jugador que es muy fácil de observar y de apoyar todo el camino”.

En una era de transitoriedad donde los jugadores son cambiados casi inevitablemente y son contratados en nuevos lugares, Wakefield ha logrado ser uno de los pocos que ha establecido una clara identidad de lanzar para los Medias Rojas.  Sus dos temporadas en Pittsburgh (1992-93) casi parecen haber ocurrido en otra vida.

“Soy muy afortunado de ponerme este uniforme cada día y poder usar el mismo por tanto tiempo”, dijo Wakefield.  “Estoy cumpliendo mi sueño que tuve de niño, y creo que muchos de estos niños tienen sueños propios.  Si puedo ayudarlos a cumplir estos sueños, es algo que debo hacer”.

Una de las más claras señales de la singularidad de Wakefield se dio en 2005, cuando estaba negociando un nuevo contrato con los Medias Rojas.  En un tiempo en que los jugadores prueban el mercado como agentes libres para medir su valor, Wakefield al contrario decidió firmar una extensión por $4 millones que incluía opciones adicionales para el club a ese mismo valor por todos los años que él quisiera seguir lanzando.

Cada mes de noviembre, ejercer la opción de Wakefield es una de las decisiones más fáciles que tiene el gerente general de los Medias Rojas, Theo Epstein.  Aunque el mercado de abridores ha seguido prosperando desde que Wakefield firmó ese contrato, él nunca ha cuestionado el singular arreglo que prácticamente asegura que su último lanzamiento en las Ligas Mayores será con los Medias Rojas.

“Mi pueblo en Florida, allí crecí y me crié y todavía vivo allí entre temporadas”, dijo Wakefield.  “Pero poder decir que este lugar es mi hogar también dice mucho de la organización por permitirme quedarme aquí tanto tiempo.  Aquí conocí a mi esposa, ella es de aquí.  Mis dos hijos nacieron aquí.  Realmente es mi segundo hogar, por así llamarlo.  He echado raíces bastante profundas aquí y planeo seguir aquí mucho tiempo”.

El año pasado, Wakefield fue el líder de los Medias Rojas con 31 en apariciones en la comunidad.  Va a estar compitiendo por ese lugar de honor otra vez este año.  Al permanecer con los Medias Rojas, el programa Wakefield Warriors (Guerreros Wakefield) ha sido capaz de perdurar más de una década.

Antes de cada juego en martes como local, Wakefield recibe a jóvenes pacientes del Jimmy Fund y del Franciscan Hospital y deja que lo sigan durante el juego, que estén en el campo durante la práctica de bateo  y que conozcan a algunos de los otros jugadores estrella del equipo a puerta cerrada.

“Es un programa que comencé en el ’98 luego de que había estado aquí un par de años.  Quería regresarle algo a la comunidad que me había apoyado durante mis primeros cuatro años de carrera aquí”, dijo Wakefield.

Él también continúa ayudando en el pueblo de Melbourne, Florida, de donde es originario, juntando dinero y creando conciencia para el Space Coast Early Invention Center, una escuela de nivel pre-escolar que ofrece cuidados a niños con necesidades especiales.

“Me involucré con eso antes de que llegué a las Ligas Mayores”, dijo Wakefield.  “Estaba en las Ligas Menores y la directora y su esposo tuvieron un hijo con Síndrome Down y abrieron la escuela con tres niños.  Organizaban torneos de softbol, y entre temporadas, yo ayudaba, así fuera como ampayer en los juegos de softbol o trabajando en la tienda de alimentos solo para tratar de reunir dinero.  Me enamoré del programa y de su misión.  Les dije que si algún día llegaba a las grandes ligas, nos involucraríamos y tendríamos un torneo de golf caritativo.  Eso ocurrió en 1992 y lo hemos estado haciendo desde entonces”.

Ya sea en la loma o en la comunidad, Wakefield simplemente sigue su marcha.  ¿En quién piensa Wakefield cuando se menciona la palabra “líder”?

“Hay muchos”, dijo.  “Jason Varitek obviamente es el capitán de nuestro equipo.  Si hablamos de toda la liga, Derek Jeter es el prototipo de liderazgo para los Yankees de Nueva York.  El Presidente de los Estados Unidos es uno de nuestros mayores líderes, obviamente.  Creo que nuestro manager, Terry Francona, es un gran líder.  Él saca lo mejor de cada jugador del equipo y lo hace de la manera correcta”.

Francona es uno de muchos en los Medias Rojas que agradecen tener a Wakefield.

“Él ha significado tanto”, dijo Francona.  “No solo al béisbol de Ligas Mayores, sino a los Medias Rojas, seguro”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Esta historia no fue sujeta a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “As a leader, no one better than Wakefield”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20090914&content_id=6962748&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: