Los Medias Rojas rehusan a confiarse por su exito previo

Contra Los Ángeles, Boston juega mejor cuando más importa

 

05/10/09 12:00 AM TE

07/10/09 3:24 AM TE

BOSTON – Aquí están de nuevo, alistándose para enfrentar lo que se ha convertido en su mejor época del año.  De los ocho equipos calificados para la postemporada 2009, quizá ningún equipo comprende mejor que Boston exactamente qué sucede una vez que se encienden esas luces.

Esta es la sexta ocasión en los últimos siete años que los Medias Rojas son parte del escenario de octubre, y el equipo dirigido por Terry Francona va por su tercer campeonato de Serie Mundial en los últimos seis años.

Los Medias Rojas abrirán su más reciente participación en postemporada contra un rival conocido – Los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim – este jueves por TBS.  Este es el tercer año consecutivo, y cuarto de los últimos seis, en que estos rivales de distintas costas se han enfrentado en la Serie Divisional de la Liga Americana.

Esta seguidilla de éxitos, por mucho la mejor que han tenido los Medias Rojas desde principios del siglo 20, comenzó en el 2003, el mismo año en que Theo Epstein tomó el timón como gerente general.  Pero Epstein sabe que los éxitos previos no garantizan una sola victoria contra los Angelinos en la SDLA, ni contra ningún otro equipo si es que el suyo tiene la fortuna de avanzar a la siguiente ronda.

“Cómo vamos a jugar en octubre, nadie puede predecir eso”, dijo Epstein.  “El historial de muchos de estos jugadores es que responden al llamado cuando más se les necesita.  Veremos si lo hacen o no.  Espero que sí lo hagamos, pero eso no se basa en lo que siente una sola persona al final del año.  Se basa en qué tan buenos somos y en si jugamos bien cuando más importa”.

Al menos contra los Angelinos, los Medias Rojas siempre han jugado bien cuando más importa.  En el camino hacia sus títulos de Serie Mundial en 2004 y 2007, Boston barrió a Los Ángeles en la SDLA.  Incluso el equipo de los Medias Rojas plagado de lesiones el año pasado eliminó a Los Ángeles en cuatro juegos.

“Creo que la postemporada es una temporada aparte”, dijo el tercera base Mike Lowell.  “Simplemente puedes más o menos olvidarte de cualquier cosa que pasó durante la temporada o en otros años.  No creo que podemos confiarnos [por el hecho] de que hemos jugado bien contra ellos en postemporadas previas y [creer] que eso nos va a ayudar a seguir adelante.  Aun tenemos que ejecutar”.

Una cosa que los Medias Rojas claramente tienen es una plétora de jugadores que han prosperado en la postemporada, incluyendo a David Ortiz y Dustin Pedroia, así como Lowell y Jason Bay, y como Josh Beckett y Jonathan Papelbon, así como Kevin Youkilis y J.D. Drew.

Y tienen una nueva cara, una que ha estado chocando la pelota desde su arribo hace dos meses – el receptor Víctor Martínez.  También está la nueva y a la vez conocida cara del campocorto Alex González, quien vino el 14 de agosto gracias a un intercambio con los Rojos, abriendo su segunda participación con Boston.

“Ellos definitivamente han aportado mucho a nuestra alineación y a nuestra defensa”, dijo el primera base Youkilis.  “Alex es uno de los mejores campocortos del béisbol.  Está muy subvaluado defensivamente en su posición.  Hay muchas veces que él debió haber ganado un Guante de Oro, por ser uno de los mejores campocortos que juegan el deporte.  Él ha aportado eso, y ofensivamente ha hecho un muy buen trabajo también”.

Además está Billy Wagner, el zurdo lanza-fuegos adquirido procedente de los Mets el 25 de agosto, quien tiene una profunda sed por ganar su primer anillo de Serie Mundial a sus 38 años.

Este es el sexto equipo de postemporada para Wagner pero el primero desde el 2006.  ¿Cuál es la clave para el éxito a estas alturas del año?

“Simplemente no puedes pensar la situación de más”, dijo Wagner.  “Y no puedes tratar de hacer más de lo que has estado haciendo.  Quédate con tu plan de juego de realizar lanzamientos.  Y para los bateadores, es lo mismo, trata de no hacer demasiado.  Solo juega buen béisbol”.

Los Medias Rojas jugaron béisbol extraordinario del 10 de agosto al 24 de septiembre, acumulando una marca de 29-13, el mejor del béisbol en ese periodo.  Pero una vez que tenían el lugar como Comodín de la LA bien controlado, Francona comenzó a darle descanso a sus tropas y a poner la casa en orden para la época más crucial del año.

Con bastantes anécdotas para respaldar su argumento, los Medias Rojas no creen que haya una correlación entre cómo juega un equipo los últimos 10 juegos de la temporada regular y cómo se comporta en octubre.

“Trato de no tener muchos presentimientos sin fundamento respecto al plantel, por que si confías solamente en tus presentimientos, éstos pueden cambiar”, dijo Epstein.  “Si siguieras la percepción pública de este equipo, incluso a lo largo de las últimas seis semanas, hubo algo de, ‘No podemos anotar carreras durante seis juegos, estamos muertos en el agua’.

“Eso se mete lentamente al análisis de todos, pero eso es tiene más que ver con presentimientos.  Luego de pronto, somos conquistadores del mundo y el favorito de todos para ganar la Serie Mundial, y ahora siento que la última semana o los últimos 10 días, ‘Ay no, están cojeando, están entrando en reversa otra vez’. Todo eso realmente no importa.  Todo lo que importa es: ¿Qué tan buenos somos, y cómo vamos a jugar en octubre?”

Esas preguntas serán respondidas pronto.  Lo que sí saben los Medias Rojas es que están con mejor salud que el año pasado a estas alturas.  Beckett estuvo limitado en la postemporada 2008 por un tirón en los abdominales oblicuos.  Lowell apenas podía correr, y tuvo que terminar su temporada antes de que concluyera la SDLA.  Ortiz estaba jugando pero sentía los efectos de una lesión en la muñeca izquierda que lo tuvieron fuera de la alineación durante casi dos meses.

Excluyendo al veterano lanzador de bola de nudillos Tim Wakefield, quien podría no lanzar en la postemporada por su molesta espalda que requiere cirugía, los Medias Rojas no parecen tener lesiones significativas entrando a esta postemporada.

Ahora todo se reducirá a qué tan bien jueguen.

“Tenemos muchos buenos jugadores, obviamente”, dijo Pedroia.  “Nuestro cuerpo de lanzadores las dos últimas semanas ha estado genial, y si lanzamos bien y jugamos bien a la defensiva y encontramos la manera de anotar algunas carreras, vamos a ser un muy buen equipo”.

Ian Browne es reportero para MLB.com.  Esta historia no fue sujeta a la aprobación de Major League Baseball ni sus clubes.

Esta es una traducción del artículo “Red Sox refuse to rest on past success”, escrito por Ian Browne y publicado en http://boston.redsox.mlb.com/news/article.jsp?ymd=20091002&content_id=7288972&vkey=news_bos&fext=.jsp&c_id=bos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: